Virginia Woolf

Escritora británica autora de novelas, cuentos y obras teatrales.
Kensington (Londres), 25 de enero de 1882 – Sussex Oriental, 28 de marzo de 1941

 

Virginia Woolf (cuyo nombre real era Adeline Virginia Stephen) fue una escritora británica de novelas, cuentos, ensayos y obras teatrales, que es considerada una de las más destacadas figuras del modernismo anglosajón del siglo XX, y una precursora del Feminismo internacional.

En los años 20 y 30 fue una figura significativa en la sociedad literaria de Londres, miembro del Grupo Bloomsbury. Sus obras más famosas incluyen las novelas «La señora Dalloway» (1925), «Al faro» (1927), «Orlando: una biografía» (1928), «Las olas» (1931), y su breve ensayo «Una habitación propia» (1929), donde aparece su famosa frase «Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción».

Woolf comenzó a escribir profesionalmente en 1905, inicialmente para el «Times Literary Supplement», con una pieza de periodismo sobre Haworth, hogar de la familia Brontë. Su primera novela, «Fin de viaje», fue publicada en 1915 por la editorial de su medio hermano «Gerald Duckworth and Company Ltd». En esta novela la escritora ya se muestra dispuesta a romper los esquemas narrativos precedentes, pero apenas mereció consideración por parte de la crítica. Solo tras la publicación de «La señora Dalloway» y «Al faro» los críticos comenzaron a elogiar su originalidad literaria. En estas obras llaman ya la atención la maestría técnica y el afán experimental de la autora, quien introducía además en la prosa novelística un estilo y unas imágenes hasta entonces más propios de la poesía.

Escribió asimismo una serie de ensayos que giraban en torno de la condición de la mujer, en los que resaltó la construcción social de la identidad femenina y reivindicó el papel de la mujer escritora. En «Una habitación propia» revela la evolución de su pensamiento feminista. Destacó a su vez como crítica literaria.

Durante toda su vida sufrió una enfermedad mental, hoy conocida como trastorno bipolar. Después de acabar el manuscrito de su última novela (publicada póstumamente), «Entre actos», Woolf padeció una depresión parecida a la que había tenido anteriormente. El estallido de la II Guerra Mundial, la destrucción de su casa de Londres y la fría acogida que tuvo una biografía que escribió  sobre su amigo Roger Fry empeoraron su condición, hasta que se vio incapaz de trabajar. Se suicidó en el año 1941.

Su calidad literaria fue redescubierta durante la década de 1970 gracias a ese mismo ensayo, «Una habitación propia», uno de los textos más citados del movimiento feminista.

«Como mujer, no tengo país. Como mujer, mi país es el mundo entero».

 

Ir al contenido