Audre Lorde

Escritora, bibliotecaria, poeta, ensayista y profesora de universidad.

Harlem (Nueva York), 18 de febrero de 1934 – Saint Croix (Islas Vírgenes), 17 de noviembre de 1992.

 

«He venido como negra, lesbiana, madre, guerrera, poetisa…» Así iniciaba sus discursos Audre Lorde, Nació en Harlem, Nueva York, el 18 de febrero de 1934. Audre era legalmente ciega debido a su gran miopía y tenía una afección de desarrollo del habla. A pesar de ello fue una gran poetisa y conferenciante y una de las voces fundamentales del feminismo afroamericano. Escritora, activista por los derechos civiles de las mujeres negras, profesora de literatura, feminista y lesbiana.

Fue discriminada por los hombres por ser mujer, por las feministas blancas que no aceptaban su color de piel y por otras mujeres negras feministas que no aceptaban su orientación sexual.

Lorde resaltó que el feminismo en ese momento, miraba exclusivamente a la experiencia blanca y heterosexual, y al hacerlo, estaba expulsando a las lesbianas y a las mujeres negras.

Mujer valiente, inteligente, luchadora y brillante que combatió estoicamente y con audacia contra tres frentes: la liberación afroamericana, la liberación de las mujeres y la liberación de lesbianas y homosexuales.

Se casó con un hombre con el que tuvo dos hijos. Se divorció y se enamoró de una mujer con la que compartió su vida hasta el día en que falleció, a consecuencia de un cáncer de mama contra el que luchó durante 14 años. En 1988 escribió Los diarios del cáncer, donde recoge , explora y reflexiona en la diagnosis, tratamiento y recuperación del cáncer de pecho. En el ensayo discute las ideas occidentales de enfermedad, tratamiento, y prótesis y belleza físicas, así como los temas de la muerte, el miedo a morir, la victimización, supervivencia y la fuerza interior.

Murió el 17 de noviembre de 1992 con 58 años. Poco antes de su muerte, durante una ceremonia de bautismo africana, Lorde tomó el nombre de Gamba Adisa, que quiere decir: «Guerrera, la que se hace comprender».

“Mientras haya una mujer sometida, nunca seré una mujer libre”

“No soy libre cuando cualquier mujer no es libre, incluso cuando sus cadenas son muy diferentes de las mías”

Ir al contenido