El autor presentó junto a Herrera Casado su libro «Guadalajara y Baroja», recientemente reeditado

La Biblioteca León Gil de Cabanillas recibió este lunes 17 de enero la visita de uno de los hombres de letras de mayor trascendencia e importancia de la provincia de Guadalajara en el último siglo, el seguntino José Esteban Gonzalo, «Pepe Esteban». Se trataba de la presentación pública en la localidad de su último libro, «Guadalajara y Baroja», un volumen inicialmente publicado en 1992, y del que la editorial Aache acaba de hacer una reedición corregida y ampliada.

Alrededor de una veintena de personas asistieron a este nuevo acto literario de la Biblioteca cabanillera, que fue presentado por la concejala de Cultura, Rosa María García Ruiz. Presentó al escritor el médico, historiador y cronista provincial Antonio Herrera Casado, editor del libro. Herrera realizó un rápido pero eficaz repaso a la trayectoria literaria del protagonista, un hombre nacido en Sigüenza en 1935, que aterrizó en Madrid como estudiante de Derecho en 1955, y que desde el primer momento se convirtió en un habitual de las más importantes tertulias literarias de la capital, trabando amistad con los más importantes escritores del siglo XX (José Bergamín, Caballero Bonald, Ángel González, Vargas Llosa, Cela…) y conociendo incluso a figuras de la trascendencia de Azorín o Pío Baroja.

Pepe Esteban, autor de una cuarentena de títulos, realizó una disertación en la que entremezcló constantemente la presentación de su libro (un volumen ligero, inicialmente escrito en 1992 y ahora reeditado, que básicamente se centra en detallar las relaciones personales y literarias de Baroja con la provincia guadalajareña, y que es similar a otro editado el año anterior sobre Benito Pérez Galdós), con multitud de anécdotas sobre su vida literaria y personal en el Madrid de la postguerra más dura y cruel. Con curiosidades tan peculiares como que fuera el mismísimo Hemingway la persona que le dio a probar un whisky por primera vez en su vida. La mayoría de ellas pueden conocerse de primera mano leyendo su reciente autobiografía, «Ahora que recuerdo», publicada en 2019; así como en su imprescindible «Café Gijón», también de reciente reedición.

La charla fue simpática y amena, y despertó gran curiosidad en el público, que a la finalización del acto pudo adquirir ejemplares del autor, y llevárselos con la tradicional dedicatoria firmada.

Ir al contenido