Miles de personas salieron a la calle a recibir a los Magos de Oriente, a pesar de las malas previsiones climatológicas

Cabanillas del Campo vivió una estupenda Cabalgata de Reyes Magos en la tarde del 5 de enero de 2022. A pesar de las pésimas previsiones de lluvia que amenazaban el evento, y de que cayó agua incesantemente hasta las 6 y media de la tarde, finalmente Melchor, Gaspar y Baltasar hicieron la magia que se esperaba de ellos, y la lluvia cesó, o apenas cayó débilmente, justo en el momento en que la comitiva arrancaba su desfile en la Casa de la Cultura y durante todo el recorrido.

La Cabalgata 2022 tuvo gran brillantez y colorido. La batucada de la Escuela Municipal de Música abría el desfile, y tras ella pasaron multitud de grupos de animación: Desde una colección de espectaculares coches «tuneados» a las Tortugas Ninja, pasando por grupos de zancudos y malabaristas con vistosos vestidos de luces LED, bailarinas aladas, bailarinas de rap, una comparsa de animales africanos gigantes, una banda de clarines y cornetas, varias carrozas de animación infantil, malabaristas con fuego… y por supuesto, las espectaculares carrozas de los Reyes Magos, cada una con una ambientación diferente: La de Gaspar, inspirada en el antiguo Egipto; la de Baltasar, de motivos africanos; y la de Melchor, con detalles del Polo Norte.

El recorrido cubierto fue el previsto, recorriendo la calle Juan Rhodes, pasando por la Plaza de la Iglesia (donde se saludó a San José, la Virgen y el Niño que conformaban el Belén Viviente que todos los años instala la Asociación San Blas); para luego bajar la calle Benalaque y culminar en una Plaza del Pueblo ambientada para la ocasión con una preciosa fachada consistorial iluminada.

Miles de vecinos y vecinas salieron a las calles a disfrutar del espectáculo a pesar del tiempo desapacible, y se acercaron a la Plaza del Pueblo para disfrutar de la parte final del evento. Allí, Melchor se dirigió a los niños y niñas de Cabanillas, en nombre de los tres Reyes, desde el balcón del Ayuntamient. Y la fiesta acabó con los Magos de Oriente bailando con sus pajes a ritmo de María Carey, y con un pequeño castillo de fuegos artificiales. Después, Melchor, Gaspar y Baltasar bajaron al vestíbulo del Ayuntamiento a recibir a decenas de niños y niñas que querían saludarse. Y mientras, en el exterior, la Asociación de Mujeres La Campiña también cumplió la tradición, y repartió centenares de raciones de roscón de reyes y chocolate caliente.

Ir al contenido