Unas 200 personas disfrutaron en la noche del viernes 16 de julio del espectáculo «Cicatrices», dentro del programa sociocultural del verano

Con alrededor de media entrada y unas 200 personas en el público se celebró este viernes noche en la Plaza del Pueblo de Cabanillas el espectáculo «Cicatrices», una magnífica velada de flamenco puro, de esencia y raíz, y con alta calidad.

Con un sonido impecable, una puesta en escena sobria pero llamativa, y un gran cuidado en la iluminación, «Cicatrices» trajo a Cabanillas un montaje que evocaba las esencias de un tablao tradicional: Guitarra, cajón, palmas y jaleos para ir dando rienda suelta a los diferentes palos flamencos, que el grupo de bailaoras y bailaores convertían en expresión corporal. Y todo esto con pocas concesiones a las fusiones con otros estilos, la innovación o el sonido eléctrico. La Plaza del Pueblo sonó como suena una zambra flamenca. Sin más.

Los espectadores (buenos aficionados al flamenco muchos de ellos) quedaron encantados con el montaje, y aplaudieron y jalearon fuertemente cada número.

Ir al contenido