Los vecinos y vecinas pudieron celebrar la Nochevieja anticipada con las «preuvas» de la Plaza del Pueblo, mientras más de un centenar de personas participaron en la prueba atlética de fin de año

Cabanillas del Campo despidió el año de modo anticipado este 31 de diciembre en la Plaza del Pueblo, en una mañana de celebración muy concurrida y animada.

Desde primera hora la plaza fue llenándose de familias, y los niños y niñas pudieron disfrutar de unos fantásticos hinchables colocados para la ocasión. Luego, a partir de las 11, concejales y personal municipal comenzaron a realizar el reparto de unos «kits de cotillón». Antifaz, gorrito y serpentinas, además de unas gominolas para hacer de uvas, y un vaso de sidra o de refresco, fueron recogidos por el público asistente, de cara a poder celebrar a las 12 del mediodía, con puntualidad británica, las «preuvas», con unas campanadas adelantadas que sirvieron para dar la bienvenida al nuevo año en compañía de los vecinos y vecinas. En total se repartieron más de 300 de estos kits, y a las 12 sonaron las campanadas por megafonía. La cosa culminó con un pequeña suelta de cohetes, en una mañana que estuvo constantemente amenizada por una charanga.

Tras este acto de despedida a 2021 y bienvenida a 2022 tomó el relevo festivo la celebración de la «III Carrera San Silvestre Cabanillera», que organiza la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento.

Finalmente se desarrollaron dos pruebas atléticas, ambas de carácter festivo: la anunciada sobre 2’5 kms de recorrido urbano, y una posterior, corriendo entorno a la Plaza del Pueblo, con 400 metros, para que muchos niños y niñas interesados pudieran participar también. Entre ambas carreras más de un centenar de personas participaron en esta cita deportivo-festiva, nacida en 2018, y que este año se recuperaba, tras su ausencia del calendario en 2020.

Los niños y niñas que corrieron recibieron al llegar a meta una medalla como obsequio. Además, todos los corredores tuvieron de recompensa una rica cesta de fruta con la que reponer fuerzas tras cruzar la meta.

La prueba contó con la colaboración para la organización de Policía Local y Protección Civil, que velaron por la seguridad del evento.

Ir al contenido