VIDEO2

  
  
Lunes, 25 Noviembre 2019 15:13

Cabanillas conmemora el 25N con un nudo en la garganta, en un emotivo acto de duelo y recuerdo

Más de un centenar de personas se sumaron a la concentración en el Día contra la Violencia de Género

 

 

Un concurrido acto institucional ha reunido este lunes 25 de noviembre a más de un centenar de personas en la Plaza del Pueblo, frente a la fachada del Ayuntamiento de Cabanillas, con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género.


El edificio consistorial se "vistió" para la ocasión con una pancarta contra la violencia machista, y con decenas de batas blancas ensangrentadas, simbolizando el más de medio centenar de mujeres víctimas que ya se contabilizan en lo que va de 2019. Estas batas fueron portadas por mujeres de Cabanillas que el día anterior habían participado en la impresionante "perfomance" de denuncia que organizó la Plataforma Feminista de Guadalajara en la capital de la provincia.


Abrió el acto el concejal de Igualdad, Luis Blanco, dando la bienvenida a todas las personas asistentes, y leyendo el manifiesto institucional de la jornada, elaborado desde el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha. "A día de hoy la violencia de género sigue siendo una de las
principales causas de muerte entre las mujeres de 15 a 44 años. 1.027 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en España desde 2003. 44 de ellas eran mujeres castellano-manchegas. 44 menores han sido asesinados por las personas que se supone que debían protegerlos y, 269 niñas y niños han quedado huérfanas y huérfanos. La violencia machista es la manifestación más cruel de un sistema patriarcal que sustenta las relaciones de poder y de desigualdad que existen en nuestra sociedad, y que impiden a las mujeres disfrutar de una vida digna, autónoma y en libertad. Acabar con la violencia machista es una responsabilidad de toda la sociedad y de las Administraciones Públicas. Por eso, ante los ataques indiscriminados a los derechos y libertades de las mujeres, interpelamos a todos esos hombres que eligen la igualdad, la tolerancia y la corresponsabilidad como valores propios. Interpelamos a todas esas mujeres que eligen la igualdad, la sororidad y el empoderamiento como principios para continuar luchando por los derechos que durante siglos se han conseguido y por los que quedan por conseguir", señalaba el concejal en su lectura.

 

A continuación, los participantes en la concentración han ido leyendo una a una los nombres de las 52 mujeres asesinadas este año por sus parejas o exparejas en España, recordando sus nombres, edades, y el lugar donde murieron; la última de ella, en la misma jornada de hoy, como ha recordado la concejala Abigail Cordero, también responsable en el área de Igualdad: "Lo que no se nombra no existe, y con este gesto queremos ponerles nombre, porque hablamos de mujeres, no de números", dijo la edil.

 

Tras la lectura de todos los nombres, Pilar Hernández, psicóloga del Centro de la Mujer de Cabanillas, ha leído un tremendo testimonio real, enviado por una mujer maltratada por su pareja, y que recibió atención en el centro cabanillero. Se trataba de la vivencia en primera persona de una mujer del entorno que sufrió violencia por parte de una pareja, y de cómo logró zafarse de su agresor.

 

Finalmente, la concentración ha terminado con la lectura de un bellísimo poema de la escritora Cristina Indira, "Las que quedamos, por las que faltan", que ha sido texto central de los actos de este 25N celebrados en Guadalajara en los últimos días:

 

"Por las rendidas, las renunciadas.
Las olvidadas, las de la plaza, las mal pensadas.
Por las histéricas, las humilladas.
Por las nocturnas, las refugiadas, las que están rotas
Por las violadas.
Por las alegres, las depiladas,las malheridas, las malfolladas, las del exilio, las no enterradas. Las que levantan su cuerpo en grito, las del invierno las del silencio, las sin delito.
Las que son tierra, las que son agua, las que a sus carnes se las desgarra.
Las que a pesar y con viento en contra aún se levantan.
Por las que estudian, las que trabajan. Las versos libres, las complicadas. Las que recitan, las que lo cantan.
Por todas ellas, por las mamarias. Aquí mi verso, entre la metralla, vierto mi copa de sangre y llaga.
Las quedamos, por las que faltan".

Leer 668 veces

Medios

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto