Jueves, 16 Julio 2020 12:42

La Policía Local monta un plan especial contra la proliferación de ruidos nocturnos por fiestas privadas

El Ayuntamiento está preocupado por el incremento de quejas respecto a fiestas en parques y en viviendas particulares, que no respetan las horas de descanso, y que ponen en riesgo sanitario a la localidad por la aglomeración de personas

 

 

La Policía Local de Cabanillas del Campo ha iniciado en los últimos días una campaña para intensificar la vigilancia del cumplimiento de las ordenanzas de Convivencia y Ruidos. En las últimas semanas se han incrementado de modo notable las quejas recibidas en el Ayuntamiento por emisión de ruidos, procedentes especialmente de fiestas particulares que se organizan tanto en jardines particulares, como en la vía pública, fundamentalmente parques, sin respetar las horas de descanso de los vecinos.

 

Esta situación ha motivado al Equipo de Gobierno a intensificar los mecanismos de prevención y vigilancia durante las noches, a través de un plan especial que están desarrollando los agentes de la Policía Local, y para el que también se ha pedido colaboración a la Guardia Civil. “La llegada del calor y las vacaciones escolares, unidas a la situación especial que estamos viviendo este año, en el que los jóvenes no tienen muchas de sus opciones de ocio de veranos anteriores, están motivando que haya más reuniones sociales en la calle de las que serían deseables. Esto nos preocupa en un doble sentido. Por un lado está el riesgo sanitario de un rebrote de Covid-19 en la localidad, pues notamos demasiada relajación frente al virus, especialmente entre gente joven que realiza aglomeraciones en parques. Por otro lado están las molestias en forma de ruidos hasta alta horas, que se producen tanto por las reuniones en la calle, como por algunas fiestas en jardines particulares que se alargan más de lo razonable”, destaca el alcalde, José García Salinas.

 

El primer edil ha hecho un llamamiento a la prudencia y a la moderación. “Entiendo las ganas de disfrutar del verano, y más después de los meses tan duros que hemos atravesado. Y entiendo especialmente la frustración de muchos jóvenes que otros años estarían a estas alturas del verano disfrutando de fiestas populares en muchos municipios, campamentos, viajes y otras alternativas de ocio que este año se han reducido notablemente. Pero tenemos que hacer compatible el ocio en Cabanillas con la seguridad sanitaria y con el respeto a los demás. El virus del Covid-19 no ha desaparecido, y aunque sea verano hay miles de personas que siguen madrugando cada día para ir a trabajar”, señala el primer edil, quien recuerda que las ordenanzas municipales en Cabanillas prohíben específicamente la práctica del “botellón”, y limitan la emisión de ruidos nocturnos, con sanciones por incumplimiento que están tipificadas. En concreto, la Ordenanza de Ruidos fija el periodo nocturno de restricción de ruidos entre las 22 y las 8 horas en días de diario, extendiéndose hasta las 23 horas los sábados y vísperas de fiesta. “Esperamos no tener que recurrir a multas constantes, por eso pido a todos que extremen el cumplimiento de estas normas”, ha señalado García Salinas.

Leer 862 veces

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto