VIDEO2

  
  
Miércoles, 06 Noviembre 2019 13:36

El Pleno del Ayuntamiento de Cabanillas fija las Ordenanzas Fiscales de 2020

La propuesta del Equipo de Gobierno sobre IBI, ICIO, IAE e Impuesto de Vehículos sale adelante con el apoyo de los concejales del PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos

 

 

El Ayuntamiento de Cabanillas del Campo ha aprobado este miércoles las Ordenanzas Fiscales que regirán en la localidad en 2020, y que son por tanto la base del capítulo de ingresos del próximo Presupuesto Municipal. Los proyectos de modificación de las ordenanzas afecta a los diferentes tributos municipales (Bienes Inmuebles, Actividades Económicas, Vehículos de Tracción Mecánica y Construcciones, Instalaciones y Obras), y han salido adelante en todos los casos por 11 votos a favor y 6 en contra, al apoyarlos los grupos de PSOE, Unidas Podemos-IU y Ciudadanos, y mostrar su oposición PP y Vox.

 

 

Aunque cada una de las modificaciones se ha votado por separado, el alcalde ha propuesto -y el resto de grupos han aceptado- que los puntos referidos a modificaciones tributarias se debatieran conjuntamente, para agilizar el Pleno. José García Salinas ha explicado que se trata de actualizaciones de tributos que crecen de manera “muy moderada y proporcional”, y que todas ellas buscan fundamentalmente garantizar la salud financiera del Ayuntamiento. En este sentido, el alcalde ha explicado que el próximo año se van a producir importantes incrementos de gastos al potenciarse básicamente servicios muy demandados, como la mejora de Limpieza Municipal (que a partir de primavera va a duplicar su presupuesto, hasta 1'5 millones de euros), la Seguridad Ciudadana (ya que se pretende incrementar en 2020 la plantilla de Policía Local hasta cubrir las 24 horas del día), y también se van a acometer diferentes obras extraordinarias de reparación de acerados o redes de suministro, que hacen imprescindible que el consistorio cuente con suficiente financiación. Por otro lado, Salinas ha señalado además que se trata de un incremento tributario con carácter “temporal”, y motivado porque a día de hoy sigue sin ser legalmente posible utilizar los superávit presupuestarios, debido a los “techos de gasto”. El alcalde se ha comprometido a bajar de nuevo los impuestos, como ocurrió en el pasado mandato, en cuanto sea posible utilizar remanentes para estas cuestiones que se quieren afrontar ahora.

 

El principal impuesto que afecta a los vecinos, el IBI (la conocida como “contribución”) experimenta una subida de 3 centésimas en su coeficiente de cálculo (que pasa del 0'44 al 0'47). El alcalde, José García Salinas, ha insistido en que se trata de una subida moderada, y ha recordado que apenas cubre la mitad de la bajada de este mismo impuesto que se aprobó en 2017, cuando se redujo el coeficiente del 0'50 al 0'44. PP y Vox han criticado la medida. Los populares consideran que no se justifica si la situación económica del Ayuntamiento es equilibrada, y Vox ha criticado por su parte que con ella se vayan a efectuar inversiones que a su juicio son “excesivas, muy elevadas, y que no compartimos”. Mientras, tanto Unidas Podemos-IU como Ciudadanos han mostrado su apoyo. En el caso de Cs, su portavoz ha señalado que aunque a nivel general su grupo apuesta por las bajadas de impuestos, en este caso consideran que “la subida es mínima”, y que se justifica en la necesidad de mejorar instalaciones y servicios muy demandados por la ciudadanía, por lo que ha otorgado “un voto de confianza” al Equipo de Gobierno.

 

 

 

Por su parte, el alcalde ha recordado que pese a este incremento del IBI, Cabanillas sigue teniendo uno de los impuestos de la contribución más bajos del entorno, y ha recordado que mientras el coeficiente de Cabanillas se queda en un 0'47, Alovera lo tiene en el 0'54; Quer en el 0'56; Guadalajara en el 0'50, Valdeavero en el 0'53, Villanueva en el 0'50, Torrejón en el 0'50, Azuqueca en el 0'52 o Chiloeches en el 0'58. “No se puede sorber y soplar. No se puede criticar que hay poca limpieza, y no entender que hacen falta más ingresos si queremos destinar recursos a este capítulo”, defendía el alcalde, que recordaba también que, incluso con esta subida, el IBI en 2020 será más bajo que el que había en los cuatro años en los que el PP tuvo la Alcaldía de Cabanillas. “Usted tenía el IBI en el 0'50 y no lo bajó, así que no entiendo que critique una subida que lo deja en el 0'47”, dijo el alcalde al portavoz del PP durante el debate.

 

Por otro lado, Salinas ha recordado que, junto al nuevo coeficiente, crecen las bonificaciones de este impuesto a las familias numerosas, que además se estratifican en función del valor catastral de las viviendas. Así, la bonificación máxima (familias numerosas con viviendas de valor catastral menor de 170.000 euros) quedará ahora entre el 50 y el 75% del impuesto. Para las viviendas de 170.000 a 300.000 euros de familias numerosas la bonificación será del 40 al 60 por ciento, y para viviendas de más de 300.000 euros de valor catastral, del 10 al 15 por ciento. También se incorporan nuevas “familias numerosas” al concepto, dado que se tendrán en cuenta a partir de ahora a los núcleos familiares formados por cónyuges con hijos de relaciones anteriores, y a familias monoparntales.

 

En cuanto al resto de tributos, el Impuesto de Actividades Económicas (que sólo pagan aquellas empresas que facturan más de un millón de euros al año, y no los pequeños comercios) queda fijado en coeficientes del 2'03, el 1'80 o el 1'70, en función de la zona del municipio donde se encuentren ubicadas las industrias. Básicamente lo que supone es que el tipo máximo se armoniza con el de municipios del entorno (Guadalajara, Azuqueca y Marchamalo) como mecanismo para evitar el “dumping” y la competencia entre localidades en materia tributaria. El alcalde ha reconocido que es un impuesto que se ha subido en los últimos años, y lo ha justificado señalando que hasta hace un lustro este tributo de las grandes empresas era “ridículo” en Cabanillas, y que a su juicio estas grandes firmas que se han asentado en Cabanillas “tienen la obligación de contribuir con los gastos de mantenimiento, iluminación o seguridad” que tiene el consistorio en los polígonos donde se asientan.

 

En cuanto al ICIO (el impuesto a la construcción), se incrementa un 5'5% con la nueva Ordenanza. El alcalde ha justificado este crecimiento en que se trata de un impuesto que lleva más de una década sin actualizarse en Cabanillas, municipio en donde ni siquiera se habían aplicados las subidas del IPC.

 

Lo mismo ha señalado Salinas respecto al impuesto de vehículos (el popularmente conocido como “numerito”), que sube un 8% tras más de diez años sin haberse modificado. No obstante, esta subida se pasa a compensar con la aprobación de nuevas bonificaciones, hasta ahora inexistentes, para vehículos no contaminantes: Un 40% para coches ECO híbridos y un 50% para los de cero emisiones. También se aprueba una nueva bonificación del 100% del impuesto para coches clásicos (siempre que estos pertenezcan a asociaciones y clubes de conservación del parque móvil patrimonial). “Se trata de subir ligeramente el impuesto, tras muchos años sin tocarlo, a los coches que más contaminan, a cambio de primar a aquellos que más respetan el medio ambiente, y a los que son parte del patrimonio histórico”, ha justificado el primer edil.

 

 

Otros acuerdos de Pleno

 

También en el terreno económico, el Pleno ha aprobado sin votos en contra (PSOE y UP/IU a favor, y el resto de grupos abstención), un suplemento de crédito de 200.000 euros para abonar facturas pendientes de pago por servicios realizados para el Ayuntamiento, en una partida que sale del remanente de tesorería que maneja el Ayuntamiento tras la liquidación del ejercicio anterior.

 

Finalmente, cabe reseñar que el Pleno ha aprobado también una moción institucional en la que la localidad reafirma su compromiso con el movimiento de Ciudades Amigas de la Infancia, adhiriéndose el Ayuntamiento a la reciente “Declaración de Colonia” de la Cumbre Internacional de Ciudades Amigas de la Infancia. Cabe recordar que Cabanillas tiene este título desde el año 2014, lo que obliga al consistorio a realizar una serie de políticas, fomentar organismos de participación, y realizar un trabajo activo en favor de los niños y las niñas. La medida ha salido adelante con la unanimidad de todos los ediles de la corporación.

Leer 337 veces

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

De interés