Jueves, 11 Octubre 2018 12:46

El Ayuntamiento rechaza las actitudes violentas acontecidas en el último Festival Underground

El alcalde anuncia que rompe la colaboración con la organización del concierto mientras sus promotores no condenen lo acontecido y garanticen que no se repetirá

 

 

El alcalde de Cabanillas del Campo, José García Salinas, ha querido mostrar su rechazo y decepción con determinadas actitudes acontecidas en la última edición del festival punk “Underground on the ground” celebrado el pasado fin de semana en la localidad, en los bajos del Centro Joven. Salinas ha realizado estas declaraciones a raíz de conocer hoy lo sucedido, a través de una nota de prensa de rechazo emitida por el Partido Popular de la localidad.


El alcalde, en nombre del Equipo de Gobierno, asegura compartir con el PP su indignación. Al parecer (y siempre según la nota del PP), en la recta final del festival uno de los grupos participantes profirió desde el escenario gritos de exaltación del terrorismo, así como mensajes violentos y amenazantes hacia cargos públicos de la provincia. También colocaron una pancarta reivindicativa del acercamiento de presos de ETA al país vasco. “La colocación de la pancarta no es oportuna, no la comparto, pero entiendo que puede ser una reivindicación legítima. Lo que no es tolerable es la apología de la violencia y el terrorismo. Si verdaderamente se produjeron esos gritos, algo que no hemos podido contrastar, en ese punto coincido totalmente con la denuncia que hoy ha realizado el PP”, ha señalado García Salinas.

 

 

Colaboración con un concierto a beneficio de GuadAcoge


En cuanto a la presencia logotipos municipales en el cartel anunciador de la actividad, el alcalde ha explicado que no implica ningún patrocinio ni organización por parte del Ayuntamiento, sino que es una mera cortesía que la organización -una peña del municipio y varios grupos musicales de Cabanillas- tiene con el consistorio, por la cesión del espacio donde se celebró el festival. “Quiero dejar claro que el Ayuntamiento no es el organizador del concierto. El Ayuntamiento tan solo colabora con la iniciativa, como con otras que promueven otras asociaciones, peñas o colectivos, cediendo el espacio para su celebración. Tampoco lo 'patrocinamos', como dice el PP. No hay ninguna aportación económica. Ni siquiera aportamos el escenario o el equipo de sonido, nos limitábamos a permitir que se celebrara el festival en los bajos del Centro Joven”, ha aclarado García Salinas. Hay que reseñar que la cesión del espacio vino también propiciada porque, como en las dos ediciones anteriores de este festival (en las que no sucedieron hechos de este tipo), el evento tenía finalidad benéfica, pues se recaudaron fondos para la ONG “GuadaAcoge”. “Por regla general, siempre que un colectivo nos plantea un acto benéfico, damos facilidades. Eso es lo que ocurrió también en esta ocasión”, explica el alcalde, quien lamenta que “la confianza que el Ayuntamiento depositó en la organización haya podido ser traicionada”.


Lo sucedido conllevará medidas por parte del consistorio, según ha anunciado el primer edil: “Mientras yo sea alcalde, el grupo que cometió estos actos no volverá a tocar en un espacio público de nuestra localidad. Y tampoco volveremos a ceder ningún espacio a este colectivo para eventos musicales, mientras no condenen públicamente lo ocurrido, y nos garanticen que no volverá a suceder. Así que exigimos a los organizadores que den explicaciones de lo acontecido”.


Tras indagar en lo ocurrido, el Ayuntamiento ha podido saber que el grupo que cometió estos actos es una formación madrileña, y no conjuntos locales de Cabanillas. Los hechos se produjeron en la recta final del festival, a última hora. “Durante mucho tiempo estuvo presente en el evento uno de los concejales del Equipo de Gobierno, y todo iba correctamente. Fue en la recta final, cuando el edil ya se había retirado a su domicilio, cuando acontecieron estos hechos”, explica también Salinas. Por ello, el alcalde también ha querido pedir públicas disculpas a las personas que pudieron sentirse ofendidas por lo ocurrido, aunque ha señalado al tiempo que “ningún alcalde o ayuntamiento es capaz de controlar al 100% lo que en un momento determinado puede hacer un artista en un escenario”.


Finalmente, el alcalde sí quiere rechazar que el PP, en su nota de prensa, haya comparado esta situación con la presencia de banderas republicanas entre el público en el concierto de “La Raíz” de las pasadas Fiestas. “Son cosas completamente distintas, y es una vergüenza que las comparen. Exhibir la bandera republicana es legítimo, y un respetable ejercicio de libertad de expresión. Es una bandera legal, democrática e histórica, aunque ya no sea la oficial de nuestro país, y compararla con gritos de apología del terrorismo es faltar al respeto a millones de personas que se sienten representadas por ella, y que lucharon por la Democracia. Criticar lo sucedido el pasado fin de semana es lícito, pero no vale cualquier cosa para hacerlo”, ha señalado Salinas.

Leer 1878 veces

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

De interés