Miércoles, 31 Enero 2018 13:15

Cabanillas sacará en libre subasta la parcela municipal del SI-20, con 3 millones como precio de salida

El Pleno aprobó por unanimidad la operación, así como una pequeña modificación de los límites de un sector del POM, para permitir a un particular la construcción de una vivienda

 

 

 

El Pleno del Ayuntamiento de Cabanillas ha aprobado este miércoles, por unanimidad, sacar de nuevo a subasta la parcela de propiedad municipal que el consistorio tiene en el Polígono SI-20, y que se pretende enajenar para facilitar la implantación en la misma de una nueva empresa. En esta ocasión la operación de subasta se hará de modo “libre”, de manera que el terreno será para la mercantil que puje más durante el proceso, sin más cortapisas. Hay que reseñar, no obstante, que el inicio efectivo del procedimiento de subasta está supeditado al informe técnico favorable de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, dado que es preceptivo este aval de la Administración Regional cuando el importe que el consistorio pretende recaudar con la operación supera en más del 25% los ingresos anuales del Presupuesto. Hay que reseñar que la tasación de la parcela está realizada por los técnicos urbanistas del Ayuntamiento, que han determinado como precio de salida una cantidad de 3,095.921 euros.

 

Durante la sesión plenaria, el alcalde, José García Salinas, ha explicado que en anteriores intentos de enajenación el consistorio pretendió propiciar con las condiciones de la subasta que la compra de los terrenos la realizara una empresa de “carácter productivo”, pero que la realidad del mercado ha demostrado en estos meses que las mercantiles interesadas son todas de carácter logístico, por lo que se ha optado por realizar finalmente la subasta con fórmula libre, y con la cantidad ofrecida como único criterio de adjudicación. “No tiene sentido que el Ayuntamiento mantenga una parcela en propiedad en un polígono, porque ahí difícilmente podremos dedicar el terreno a algo útil para los vecinos, así que lo más adecuado es venderla, propiciar la llegada de una nueva empresa, y utilizar el ingreso que reporte en otras cuestiones”, resumía en este sentido el primer edil.

 

Hay que recordar que la parcela a subasta es la denominada IG1-06, ubicada en el número 4 de la calle Largas, en el polígono industrial SI-20 de Cabanillas. Un sector industrial que, a falta del desarrollo de esta precisa parcela, ha quedado prácticamente colmatado con la implantación en los últimos años de grandes empresas logísticas internacionales. Se trata de un terreno de cerca de 40.000 metros cuadrados de superficie, que ofrece la posibilidad de edificar hasta 30.000 metros. “Sale a subasta por el mismo precio que en ocasiones anteriores, porque la edificabilidad no ha variado, pero hay que señalar en esta ocasión hemos realizado una pequeña segmentación, y el terreno tiene 3.500 metros cuadrados menos, porque una parte la reservamos a posibles dotaciones e infraestructuras técnicas que pueda necesitar el polígono en el futuro”, ha explicado García Salinas. Todos los grupos han mostrado su apoyo a la operación, deseando que en esta ocasión pueda llegar a buen término.

 

También de carácter urbanístico, y también por unanimidad, el Pleno ha aprobado realizar unas modificaciones en los lindes de un sector urbano (el UD-8) que está pendiente de desarrollar, y que no tiene visos de hacerlo en los próximos años. A petición de un vecino, propietario de una parcela ubicada en un extremo de ese sector, pero lindero con otro sector sí urbanizado (en la calle Las Arcas), se anota en el POM la salida de esta parcela del sector inicial, para permitir la construcción en esa zona. La operación cuenta con los informes técnicos favorables, y todos los grupos políticos han mostrado su conformidad con una propuesta que beneficiará tanto al vecino que quiere levantar una vivienda en su terreno, como al propio Ayuntamiento.

 

 

Otros acuerdos del Pleno

 

Otras dos cuestiones aprobadas en Pleno, ambas por unanimidad, han sido la devolución de una garantía depositada en el Ayuntamiento por la empresa concesionaria Linorsa (que prestó el servicio de limpieza de edificios municipales entre 2013 y 2015, hasta su remunicipalización a través de Suvicasa), y un “reconocimiento extrajudicial de crédito”, habitual a comienzos de año, para pagar con cargo al actual ejercicio servicios prestados en el año anterior, que estaban pendientes de facturar.

 

El único punto del Orden del Día que no ha contado con consenso en el Pleno ha sido una moción presentada por el Grupo Municipal de Izquierda Unida, en la que se pedía que Cabanillas del Campo instara a las administraciones regional y provincial a poner en marcha un Consorcio Público de Transportes de carácter provincial, y vinculado con algún tipo de acuerdo al Consorcio de la Comunidad de Madrid. La moción sólo contó con el voto favorable del único concejal de IU, y la oposición de los otros 12 ediles de la corporación.

 

El Pleno finalizó con la habitual exposición de ruegos y preguntas por parte de la oposición, que el alcalde contestó “in voce”. Entre ellos destaca una queja del Grupo Popular por los trabajos de reforma realizados el pasado otoño en la carretera regional CM-1007, que une Guadalajara y Cabanillas. En ese momento se procedió a un mero parcheado de zonas de asfalto deterioradas, pero no se ha realizado un reasfaltado completo de la carretera. El alcalde manifestó su acuerdo con la queja del Grupo Popular, y señaló que el consistorio ya se ha dirigido a la Consejería de Fomento, desde la que se ha informado que el reasfaltado completo que quedó pendiente en 2017 se producirá a lo largo del presente año.

Leer 371 veces

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

De interés