Lunes, 24 Julio 2017 01:36

Encierro, caldereta y olé

Las Fiestas 2017 terminan con un entretenido y muy participativo encierro, la cena de caldereta y un espectáculo flamenco

 

Más de 4.500 espectadores en el encierro; y 1.500 raciones de caldereta repartidas

 

 

 

Terminaron las Fiestas 2017 en la tarde-noche del domingo, y lo hicieron con éxito, pues todos los actos del programa tuvieron una masiva participación de público. Comenzaba la tarde con el segundo encierro o suelta de novillos de estas fiestas. En esta ocasión fueron tres utreros los que participaban en la suelta, y todos ellos salieron desde los chiqueros de la plaza.

 

 

 

 

 

La suelta resultó verdaderamente entretenida, notablemente más vistosa que la del día anterior, y tuvo con una masiva presencia de público: Más de tres cuartos del tendido lleno en la Plaza, y miles de personas también en el recorrido por la calle Valdemoma, hasta superar los 4.500 espectadores en total. El encierro comenzó puntual, a las 7 de la tarde, y los tres novillos -de fantástica presentación, algo muy comentado por el público- protagonizaron lances muy vistosos, fundamentalmente en su presencia en el ruedo, donde los mozos pudieron ofrecer al público muy buenos recortes y quiebros.

 

Tras el encierro se celebró la Cena Fin de Fiestas, que como marca la tradición estuvo compuesta por una excelente caldereta. Se repartieron casi 1.500 raciones, una cifra muy similar a la del año anterior, que los vecinos degustaron en las mesas y bancos colocados en la explanada del Ferial. El reparto comenzó a las 21:15 horas y en apenas hora y cuarto todos los comensales fueron servidos.

 

 

Al tiempo que los vecinos iban terminando de cenar comenzaba la actuación musical que iba a amenizar la velada. Un quinteto flamenco, capitaneado por el alcarreño Quique Meléndez a la voz y la guitarra, y acompañado del percusionista Josele Luque al cajón, y con tres bailaoras (Patricia García, Elvira Sedano y Maribel Gallego), desarrolló durante algo más de una hora un espectáculo sencillo y sobrio, pero al tiempo elegante y de flamenco puro. Verdaderamente fresco y de calidad, con sevillanas, tangos, bulerías o colombianas que salieron de la guitarra y la voz de Meléndez y su grupo, quienes fueron muy aplaudidos y jaleados por el público asistente.

 

Tras la actuación musical se prendió una pequeña traca con la que las Fiestas se despidieron hasta el año que viene. 

 

¡Vivan las fiestas de 2018!

 

Leer 410 veces

Medios

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

De interés